NOTICIAS DIARIAS

Verónica Casado velará por la salud de la Atención Primaria

Verónica Casado, nueva consejera de Sanidad de Castilla y León.
La médica de familia, Verónica Casado, asume las riendas de la Consejería de Sanidad de Castilla y León.
Última hora

La médica de familia Verónica Casado estará al frente de la Consejería de Sanidad de Castilla y León. Este martes la Junta de Castilla y León ha anunciado la composición del gobierno para los próximos 4 años. La nueva titular de la sanidad castellanoleonesa gestionará un presupuesto de 3500 millones de euros al año. Tal y como ha destacado, su principal reto será “cuidar de la maltratada Atención Primaria”. Según recoge EFE, Verónica Casado considera que mejorar la salud de la Atención Primaria pasa por dotarla de una mayor financiación.

Casado, de 59 años, es licenciada en Medicina y Cirugía, doctora en Medicina y Cirugía, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y médico puericultor. Lleva 3 décadas como médico de familia en el Centro de Salud de Parquesol (Valladolid). A finales del año pasado fue reconocida como la mejor médica de familia del mundo en el congreso de WONCA (World Organization of Family Doctors).

Una Atención Primaria maltratada

Ha ocupado cargos de gestión como directora médica, gerente de Atención Primaria y subdirectora de Planificación Sanitaria del Ministerio de Sanidad. Asimismo, fue presidenta de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Castilla y León entre 1994 y 2004. Durante su etapa ministerial, lideró la puesta en marcha del Plan de Salud.

Según Casado, “a la Atención Primaria no la han querido ni la han cuidado”. “Da lo mismo el color político”, aseguraba en una entrevista con la agencia EFE. Esta especialista ha defendido que los médicos de Primaria deben disponer de más tiempo para ver a sus pacientes. “No estamos haciendo tornillos y el tiempo es fundamental”, sentencia. “Ya vale de decir que estamos orgullosos de nuestra Atención Primaria. Obras son amores y no buenas razones”, afirma.

En su opinión, la Atención Primaria funciona, aun en estas condiciones, por eso no se la ha hecho ni caso. La situación del primer nivel asistencial “es dramática”, por lo que asegura que hay que poner dinero. Por otro lado, ha cuestionado la rigidez del sistema de formación MIR. La mala planificación de los recursos humanos es otra de sus preocupaciones.